Todo worldbuilding ha de tener descrito el sistema estelar donde se localiza el mundo. Hasta las historias donde se habla de un sol, con un día de 24 horas y una luna en la noche, solo con eso, ya te puedes hacer una idea de dónde está el planeta.

Pero en el universo hay muchas estrellas y tu imaginación puede elegir otras opciones, puede pensar en un cielo con dos soles, uno que persigue al otro, o incluso tres soles. También puede imaginar que ho haya luna o que haya más de una.

Todo esto, aunque no te parezca importante ahora, que estás inmerso en tu historia, si lo es y seguro que durante el desarrollo tendrás dudas sobre el clima, lo que respiran tus personajes, cómo son las plantas y animales, si se ven estrellas en el cielo. Incluso si tu personaje cae a plomo de una altura de 12 metros o no necesita un conjuro de caída de pluma porque cae muy despacio.

Así que vamos a entrar un poco más a fondo en cómo puede ser tu sistema estelar y las consideraciones que se pueden desprender de esta elección inicial.

Seguir leyendo