Sergio Somalo San Rodrigo

Etiqueta: Saga de Geralt de Rivia

La espada del destino

 

Es la segunda entrega de la saga de Geralt de Rivia, editada por Alamut y el libro que tengo es el de tapa dura. La espada del destino llegó junto con el primero, “El último deseo” como regalo de reyes hace ya tres o cuatro años. Fueron comprados porque un amigo, del que creo que ya he hablado alguna vez, me los recomendó. Ambas portadas me gustan bastante y mirando hacia atrás, creo que te presentan un poco lo que te vas a encontrar en su interior. En este caso aparece Yennefer en todo su esplendor con un halcón en el brazo.

Conjunto de relatos

Es el segundo libro escrito publicado de la saga y como el primero, está formado por seis relatos independientes, más o menos, porque los dos últimos, están íntimamente relacionados y a su vez, unidos a uno del libro anterior. De este modo, se puede empezar a entrever cómo esos relatos van creciendo en importancia y en relaciones, creciendo y agururando las novelas propiamente dichas publicadas en esta misma saga.

En los relatos, de forma alternativa o conjunta se van repitiendo personajes que ya se nos han presentado en el volumen anterior: el descarado y “prudente” Jaskier, Yennefer, la bella, peligrosa y desgarada hechicera. Pero también hay un “invitado esrella” al final del libro aparece Myszowor, el druida, un hombre interesante para lo poco que se le va viendo.

Imagen de la portada creada por Alamut, ilustración de Alejandro Colucci.

Las historias

Los relatos son:

Las fronteras de lo posible

Esquirlas de hielo

Fuego eterno

Un pequeño sacrificio

La espada del destino

Algo más

En este caso el salto entre uno y otro no se da con un pequeño relato intermedio que pueda introducirlo de algún modos, sino de la clásica forma que hace las antologías, de golpe y porrazo, así de sopetón. Como podéis ver, no es algo que me guste.

También puedo comentaros que a la mitad del segundo, mi mente me decía eso de “termino el libro y no compro más de esta serie porque son un peñazo” pero un aire fresco vino con Fuego eterno y ya desde allí hasta el final, en volandas de ese aire. Bueno, vayamos por partes

Las fronteras de lo posible

Aquí nos encontramos a Geralt buscando trabajo y un encuentro casual nos enseña una parte de la peculiar moral o código de honor de este cazador de bichos. Al principio del relato se le plantea un supuesto dilema moral y Geralt es tajante con su posición. “Misteriosamente” ese dilema se torna realidad y podemos ver como nuestro cazador de brujas preferido se mantiene en sus trece y con ello, me atrevería a decir (igual me equivoco) que se gana un aliado. Lo otro que conocemos del mundo, es que cada vez quedan menos bichos que cazar, que los humanos están dando con todo solo por codicia (me suena de algo…) y ¡ah! Que en este mundo existen dragones.

Esquirlas de hielo

Relato que ahonda en la tumultuosa relación entre Geralt y Yennefer. En él podemos ver cómo ella tiene unos sentimientos muy fuerte, más delo que le gustaría, por Geralt pero su motivación principal (aprovecho la anterior entrada) es más fuerte y no le permite cambiar sus objetivos. Este relato, me aburrió, la verdad. Es importante para afianzar la idea en el lector que estos dos van a acabar muy mal, juntos, pero muy mal por sus frustraciones, pero a mi me aburrió soberanamente, tanto que casi dejo el libro. Hubiera sido un gran error por mi parte, pero podía haber pasado.

Fuego eterno

Por contra, este relato me pareció muy divertido, ágil, con acción y enseñando otra faceta del código de honor de Geralt. También nos presenta una ciudad y unas creencias que existen en ese mundo, además de constatar que el ser humano es un intolerante que actúa como una apisonadora frente a lo diferente o lo que no entiende.

Aquí Geralt ha de lidiar con los miedos de los humanos, con un mediano con sed de venganza y conocemos que en este mundo no solo hay elfos, enanos y medianos asimilados por la cultura humana, sino que también hay gnomos. La familia fantástica va creciendo y eso me gusta. Otro detalle de interés, es que hay más seres en este mundo que no son humanos y son inteligentes. No tienen la visión y escala de valores humanos pero son inteligentes, no son una simple masa de músculos que quiere comerse a todos. Pero aún así, si dan miedo a los humanos, han de pasar por la guillotina.

Un pequeño sacrifico

Aquí tenemos una historia de amor tipo Sirenita, pero no es de Disney, ni con la luz y los ojos de Disney.

En ella seguimos conociendo seres inteligente diferentes de los humanos, en este caso tocan las sirenas y los tritones. La historia se desarrolla en un feudo de costa donde el señor se enamora de una sirena y llevan un tira-afloja para ver quién se lleva el gato al agua. Y Geralt en medio, a modo de casamentero. Eso de no tener dinero provoca que tenga que hacer de todo el pobre hombre. Pero la historia se enturbia cuando se dan una serie de asesinatos en el mar bastante cruentos y curiosamente, después de un desplante de la sirena al noble.

Aquí la cosa se oscurece y de verdad que se oscurece porque Geralt encuentra algo que no debe ser encontrado, un sonido de campana repiqueteando desde el interior del océano, unas escaleras que van hacia el interior de una fosa abisal, unos seres de forma humanoide pero con cara de pez, armados y con fuerza sobrehumana que aparecen por esas escaleras… Bueno, no sigo porque los seguidores del que duerme en las profundidades puede que hayan pillado el homenaje que se casca Sapkowsky aquí y si no, creo que merece la pena leerlo. Por cierto, al final el gato sale del agua y cae sobre seco.

El meollo del libro

Y con estos dos relatos, “La espada del destino” y “Algo más”, llegamos al meollo del asunto. Para mi son dos relatos unidos, aunque parece que por tiempo no tienen por qué serlo, como mucho, consecutivo, pero no lo veo así.

El primero comienza con un In media res de libro, Geralt se encuentra en un marrón impresionante en un lugar que, hasta la fecha, me parece el más peligroso de toda la geografía donde discurren estas historias, el bosque de Brokilón.

Dríadas son lo que viven aquí y son seres inteligentes con una visión, moral y escala de valores muy diferente de la humana, por eso están en guerra con los hombres, pero no se rinden ni repliegan. También tienen un segundo problema, nacen menos de las que mueren. Aquí, Geralt pasa un mal rato, tanto físico como mental y conocemos una parte importante del su trama, del funesto destino que está sobre sus hombros y que le cuesta aceptar. Un destino que se forjó ya en «Cuestión de precio«, del libro anterior y que toma forma en La espada del destino con Ciril, una cría que me cae bastante bien y que se termina de forjar en Algo más.

De estos relatos no quiero contar nada porque creo importante que sean leídos sin ideas previas. Lo que si puedo decir de Algo más, que tal como está estructurado, se hace necesario un poco de esfuerzo por parte del lector para seguirlo bien.

Bueno y aquí termino esta reseña del libro, con la idea de que la historia crece en importancia y ya con el tercer libro en las estanterías.

Créditos de las imágenes:

Portada: The Witcher 3: Wild Hunt, CD Projekt todos los derechos revesados.

Imagen de Geralt y Ciril, de DeviantArt, usuario lokjaw

El último deseo de Geralt

 

El artículo original es lo que viene tras este párrafo, pero tras la salida en Netfix de la serie de The Witcher, creo que puede ser útil decir que algunos relatos de este libro forman parte de la primera temporada. Y no creo que sea el último deseo de Geralt que se quede aquí, ni creo de los lectores de la saga.

Resumen de “El último deseo”

«Geralt, el brujo, está recuperándose de las últimas heridas sufridas por una estirge en el santuario de Melitele. La semilla de la verdad parece que ha germinado en su interior y Nenneke no considera que su presencia sea un mal menor para el templo, sino una necesidad de actuar sobre su salud. No es cuestión de precio, sino de futuro y Geralt, aún habiendo viajada hasta el confín del mundo para ver lo increíble junto a unos elfos, tuvo que dar su último deseo a una hechicera.»

Este es uno de los libros de mi reto 30 en 12, creo que el primero que he terminado. La lista de estos 30 libros la tengo en Goodreads.

¿Cómo llegué a este libro?

Buen elemento el de la portada

Las recomendaciones de un amigo muy fan del videojuego fueron lo que me inclinaron a comprar los dos primeros libros de la saga de Geralt de Rivia, pero realmente no fue lo vehemente que fue con las recomendaciones, sino que fuese una persona que lee muy poco y que este libro le hubiese hecho cogerse varios de la serie y explorar otros autores, que me ha recomendado también como Rothfuss. Así que si tiene poder para que un jugador de videojuegos nato lea y deje el mando de lado, ¿qué tendrá el libro en su interior?.

Un misterio

La compra fue un regalo de reyes.
Cuando lo comencé, me resonaba una apreciación sobre el libro que mi amigo me había hecho “Es el primero y no son historias seguidas” me dijo, o algo así. Lo dicho, a la mitad del libro lo dejé. ¿Por qué? No lo sé, no me aburría, me parecía fácil de leer, hasta divertido en ocasiones pero se quedó un buen rato en la mesilla de noche. No recuerdo exactamente qué fue lo que cogí para leer en vez de este Último deseo, miento si, dos pesos pesados, El imperio final y Los Héroes. Los cuales, encima, ahora están parados. Bueno, no, El imperio final es el siguiente para la mesilla.

Mira que soy poco constante. Bueno, el caso es que lo retomé hace poco y en dos plís me lo terminé. Cerca del final del libro me vino el comentario que me hizo mi amigo, es decir, recordé ese detalle porque llevaba un rato pensando que el libro era un conjunto de relatos cortos. Con esa idea me metí en internet y descubrí que realmente este libro está considerado como una antología de relatos cortos donde se presenta al protagonista.

Cierto, se presenta al prota y personaje principal pero presenta más cosas y a mí me surgió una pregunta: ¿Fueron primero los relatos y luego el libro junto con los interludios que los intenta unir o realmente se planificó el libro de esta forma?, es decir, ¿qué fue antes, el huevo o la gallina? (a esta última pregunta siempre respondo lo mismo parafraseando al mejor profesor que he tenido “el huevo, pero no de ave”).

El escaparate

Este libro lo he vivido como un escaparate, una forma interesante de decir “¡Eh!, lector, mira todo lo que te vas a encontrar si te sumerges en estas aguas”. En los relatos, todos enfocados en Geralt, se puede ver quién es este personaje, su oficio, parte de su personalidad, motivaciones, un poquito de su origen, bastante de su pasado.

Pero también se ven pinceladas del mundo, de la región más bien, también queda clarísimo que es un mundo de alta magia, las especies existentes, la organización de la sociedad, la época histórica y también dejan claro que hay un cambio de paradigma. Vamos un escaparate inmejorable para que un lector curioso que se acerque sin saber muy bien qué hay en esa tienda, le quede clarito. Eso no quita que después todo vaya cogiendo más profundidad, espero porque seguiré leyendo libros de esta saga.

Imagen promocional del juego de The Witcher 3 Wild Hunt.

La magia

De lo que recuerdo, no suelo ser de tomar notas (mal, Sergio, mal), en el libro se presentan varios tipos de magia, y con tipos me refiero quizás más a profesiones que utilizan la magia que al tipo de magia en sí porque en el último relato, el que da nombre a la antología, creo que queda claro que es un tipo de magia de canalización de energías.

Tenemos a los brujos que son capaces de realizar hechizos pero también canalizar la magia a través de símbolos de poder gesticulados y mediante pociones que otorgan capacidades impresionantes a éstos, después tenemos los típicos hechiceros y druidas, que canalizan la energía de la Naturaleza a través de conjuros y hechizos. Y por último está la magia clerical, aquella que canaliza la energía a través de la fe y las oraciones.

La magia asociada a los brujos es la novedad, se ve que es una magia alquímica además de hechiceril que puede ser muy interesante.

Términos, términos

Una cosa que en notado durante la lectura ha sido la utilización de términos muy asociados a la ciencia y conocimiento biológico, como por ejemplo hormonas y neurotransmisores, que me sacan completamente de la lectura, del ambiente.

Se me hace muy difícil aceptar que en un mundo mágico-medieval, sean capaces de saber de la existencia de moléculas tan pequeñas, complejas y específicas. Y ya no digo nada que encima sepan qué hacen y cómo actúan.

Desde mi punto de vista, o el traductor no encontró términos mejores para realizar la traducción o el autor decidió utilizar esos términos y conceptos, cosa que a mí, no me gusta.

También se puede leer que el autor ha tomado ideas de cuentos clásicos, cuentos para niños pero que les ha dado un enfoque diferente, más acorde con el ambiente de su mundo, como por ejemplo el de la Bella y la Bestia, que lo aborda en el relato «La semilla de la verdad», pero sinceramente, debo ser muy despistado porque, mientras lo leía, me daba un regusto a algo conocido, pero no fui capaz de encontrar las semejanzas e inspiraciones de uno en el otro.

Unas buenas reseña de este libro se pueden leer aquí, en El Caballero del Árbol sonriente y en El Rincón de Cabal

Mapa: Dibujado para el juego de CD Projekt, The Witcher, todos los derechos reservados