Un sillón frente al hogar

¿Cuáles son las partes de una armadura medieval del S.XII?

Las películas más o menos históricas de la Edad Media, las series de fantasía ambientadas en esa época, las películas de fantasía y los videojuegos tipo Assassin’s Creed nos han presentado las partes que forman parte de una armadura medieval, pero ¿son correctas?

Si alguien habla de un caballero medieval, piensa en un hombre forrado de metal de pies a cabeza montado a caballo y no está equivocado. El problema está cuando se habla de las dos primeras cruzadas y uno sigue pensando en esas armaduras, porque no es así.

En el siglo XII se dieron hasta cuatro cruzadas, bueno, cinco, y me refiero solo a Oriente. De estas, las más conocidas fueron la Cruzada de los príncipes o Primera cruzada, la Segunda cruzada o el desastre de Damasco y la Tercera cruzada que se conoce como la Cruzada de los Reyes aunque yo la llamaría la Cruzada de la matanza de Hattin.

Durante todo este tiempo, las armaduras utilizadas en la época cambiaron poco pero en ningún momento aparecieron arneses o lo que se conoce como armaduras blancas.

 

Armadura anterior al siglo XII

El equipo defensivo que se gastaba en el siglo anterior en realidad era la evolución lógica partiendo desde cero.

Partes de un caballero del siglo XII – Obtenida de arquehistoria.com

Algo pasó con la caída del Imperio romano que la parte occidental de dicho imperio, la asolada por las tribus del norte, perdió prácticamente todo el conocimiento sobre equipaje defensivo  o lo desdeñó de forma que no lo utilizaba, tan solo gastaban casco, escudo y ropas gruesas. Puede que cueros endurecidos para el pecho pero la utilización de las lorigas laminadas, los petos metálicos, lorigas escamosas, cotas de malla, brazales y espinilleras metálicas, se perdió. Así que desde la caída de Roma hasta el siglo XI, tuvieron que volver a «descubrir» lo que ya se conocía de antes.

En la parte oriental no fue así, pero no evolucionó mucho y los árabes fueron aprendiendo tanto de persas, como de indios, como de los bizantinos. En occidente, a darse de mamporros a pecho descubierto.

Ya en los inicios del siglo XII se empezaron a ver soldados y hombres montados a caballo con partes metálicas como equipo defensivo, además del casco.

Estas partes protectoras se producían mediante el engarce de anillas metálicas. Una túnica corta con una capucha y mitones integrados. Para la cara, llevaban un babero que se ataba y protegía la parte baja y el cuello.

El casco que se utilizaba era cónico y como mucho, con narina para proteger la nariz de cortes y golpes.

Este tipo de defensa se conoció como hauberk o cota de malla.

Partes de la armadura medieval.

El equipo defensivo se completaba con un escudo, que era diferente según el origen del soldado ya que podría ser redondo o en forma de comenta.

Pero esta armadura se compone de más prendas aparte de lo que se veía y todas ellas iban bajo el hauberk.

Lo que se llevaba bajo las anillas, era una prenda que protegía tronco y parte de los muslos; lo que se conoce como gambesón, y es parecida a una túnica corta con manga corta o sin mangas y rellena de lana, de forma que se crea una capa acolchada.

Bajo el gambesón, ya se encontraba la camisa y las calzas. Por supuesto, de calzado, el típico de cuero.

Y ya. Sí, ya está, eso era el equipo completo de defensa de un caballero de inicios y mediados del siglo XII. Lo único, una sobrevesta, es decir, una túnica sin mangas y fina que se utilizaba para presentar los colores y heráldica del caballero o soldado y que, en oriente, vino además muy bien para reducir la cocción de los soldados en plena campaña estival.

Dos detalles sobre el hauberk: uno es que era una prenda que tenía una longitud hasta media pierna y que estaba cortada por el frente y la parte de atrás para facilitar su utilización a caballo; y el otro, que no solía ir ningún cinto de cuero por fuera de la cota de mallas, sino que tenía una abertura para que estuviese el mango y guarda de la espada por fuera y el resto, cubierto por la cota de mallas.

Otro punto interesante es, que hasta pasado medio siglo, no se comenzaron a crear calzas de cota de malla para proteger las piernas. Esto fue en parte porque no se concebía que la infantería pudiese atacar a las piernas de los caballeros, cosa que la tozuda realidad fue enseñando poco a poco.

Dos imágenes de guerreros normandos. No he podido encontrar al autor y la imagen la he obtenido de Pinterest.

Clases de armaduras y soldados.

Lo antes descrito era el equipo de combate de un adinerado y caballero, un noble con el derecho a llevar espada y a desplumar al siervo de turno, vamos, la armadura medieval a primera vista.

A partir de aquí, uno va quitando partes, disminuyendo calidades y termina viendo a las levas de los señores equipadas con lanzas largas, escudos de madera, gambesones los que tuviesen ovejas, y cascos cónicos abollados, o incluso ni eso, gorros de cuero curtido.

Una variante de estas lorigas de anillas o hauberks eran unos coletos de malla que protegían solo pecho y espalda. No eran tan pesadas ni costosas y además eran cómodas para arqueros y ballesteros. Por supuesto, por debajo, el gambesón.

Dos alternativas que se daban era la presencia de armaduras de escamas metálicas y petos de cuero cocido de varias capas. También podían dar una buena cobertura frente a los ataques pero dejaban zonas expuestas, cosa que no ocurría con el hauberk.

Para finalizar esta entrada puede ser curiosa visitar y resumiendo, en esta época la defensa se basaba en unas anillas, escudo, casco y habilidad. Aparte de como siempre, dinero para equiparse.

Y tú ¿echas de menos algún componente no mencionado en la armadura medieval?

Partes de la armadura

Yelmo

Subscribe

* indicates required
Temas de tu interés (puedes elegir varios)
Salir de la versión móvil