En un par de días, este blog creado para hablar de literatura y libros en sus entradas, va a cumplir un año de existencia.

Lo primero que quiero decir es que el año 2019 ha tenido varios eventos importantes y un par de ellos podía haber pesado para dejar de actualizarlo, pero por otro lado mis ganas de escribir, de aprender sobre la escritura, de mejorar y de tener un sitio donde poder expresarme, han hecho de contrapeso como para mantenerme.

Y estoy contento.

Ahora bien, toca intentar ver un poco qué ha sido este primer año. Al ser el primero, no habrá con qué comparar pero igual puedo empezar a ver tanto lo que gusta a la poca audiencia y lo que habría que pensar en no repetir o comprobar en otro momento si de verdad no convence.

Números, números

Bien, estos son los números del blog en este año.

Según WordPress, he tenido 893 visitas, 447 visitantes, 12 me gustas en las entradas y 8 comentarios, que realmente son 4 y los otros 4 son respuestas mías.

El mayor número de visitas ha venido de España, seguido de EEUU y Argentina.

Los lugares por donde han llegado han sido: Facebook, Twitter, Motores de búsqueda y después el Reader de WordPress.

Y las páginas que más se han visitado han sido: Página de inicio, Blog, Worldbuilding creación de mundos, El Sillón, Sobre mi y Personajes, aptitudes físicas y habilidades.

La cantidad de entradas publicadas han sido de 29 con una media de palabras de 996 palabras por entrada. 

La mayor cantidad de entradas se ha dado entre los meses de marzo, abril y septiembre, octubre. Existe un vacío en verano.

Las entradas están clasificadas en nueve categorías entre las que se encuentras las de relatos, worbuilding, escritura…

Análisis

Tengo también monitorizado el blog en Analytics, pero para esta vez, me quedo con las métricas que me da el propio WordPress.

Lo primero es la frecuencia de publicación. Al principio fue buena, ya que mi objetivo era (y es) sacar una entrada una vez por semana. Elegí de forma arbitraria los lunes y posteriormente pensé que los miércoles los podía aprovechar para publicar pequeños relatos siempre que tuviera alguno utilizable.

Y el segundo mes, todos los miércoles había un relato. Mas tarde vino la debacle. Mayo, junio, julio y agosto fueron pésimos. De hecho decidí no hacer nada en agosto y pensar qué tal me iba en septiembre, si podía retomar ritmo, seguía, sino… cerraba. Pude hacerlo y siendo consciente que en noviembre y diciembre poco iba a hacer, me centré en intentar afianzar el hábito de escritura.

De ello he sacado dos cosas para este año 2020:

  • Mantener la publicación semanal de los lunes.
  • Intentar sacar un relato los miércoles alternos, por lo que de media, cada mes tendría dos relatos.

Para poder tener entradas todos los lunes, me di cuenta que tenía que tener claro antes de que llegase ese lunes, de qué quería hablar y, por supuesto, pocas veces durante el año pasado lo sabía hasta que era domingo por la tarde y conseguía un ratito para pensar. Esa fue una de las razones por las que los meses de sequía no había nada.

Este capítulo del podcast de MOLPE explica la importancia de crear un caledario para saber qué vas a publicar y cuando. Además para crearlo, estás obligado a pensar muy de antemano qué quieres escibir.

Con esto, yo he mejorado porque tengo definidos los temas para cada lunes del mes y ya solo tengo que pensar qué quiero contar dentro de ese tema, así es más fácil. De hecho, este mes de febrero ya lo tenía planteado desde mediados de Enero y eso ayuda mucho a escribir.

 

Desde donde llegan al blog

Cuando he visto el primer lugar de llegada al blog, me he quedado un tanto extrañado. Es Facebook y si, publicito las entradas en esa red social, pero como todavía no tengo una página de escritor (y estoy dudando en abrirla porque no tengo novela publicada), mis entradas allí son restringidas a mis amigos, EXCEPTO las que pongo en un grupo abierto de escritura. Así que la única explicación es: o mis amigos se leen siempre todo lo que saco (mentira de las gordas) o la visibilidad que te da uno de estos grupos es mayor de la que inicialmente se cree. Por cierto, los grupos en los que estoy son el del Escritor Emprendedor y Lo Extraño y Maravilloso. Si os interesa, buscadlos y cotillead un poco.

La segunda entrada es por Twitter, otra red donde he aumentado bastante mi presencia. Me ha costado cogerle el tranquillo porque yo vengo de la extinta G+, pero es una red interesante.

De la red social donde no tengo entradas es de Instagram. Es normal porque casi la tengo olvidada.

De esto, lo que puedo sacar para este 2020, simplemente es considerar la creación de la página de escritor para Facebook, cosa que creo que esperará.

Entadas, entradas

En cuanto a lo que he publicado, han sido reseñas de libros, entradas sobre creación de mundos, reflexiones en cuanto a la escritura, entradas sobre retos de lectura, una sobre el NaNoWriMo y relatos. La entrada más visitada ha sido la que abre una serie de publicaciones que sigo haciendo sobre worldbuilding. La segunda es una entrada en la que reflexiono sobre la creación de personajes para nuestras historias.

Son dos temas diferentes pero relacionados, es decir, la primera es una entrada que inicia una serie de publicaciones sobre la creación de un mundo desde cero para literatura y la otra es sobre construcción de personajes. La relación entre ambas está en el hecho de que hablan sobre cosas que se crean.

Por ser solo un año, no puedo pensar «tate, mis lectores quieren que solo hable sobre crear personajes y crear mundos». Así que no lo tengo presente… del todo, porque un tema de un lunes es worldbuilding y otro tema de lunes es escritura: aspectos sobre la creación de personajes.

Finalizando

Este año no está mal y lo que he sacado de estar un año dándole a la tecla es que puedo hacerlo si me organizo, que es muy importante planificar y que hay que estar atento sobre lo que le gusta a los que me leen para darles más de eso. Lo único que echo en falta, es la interacción. Solo he tenido cuatro comentarios en las 29 entradas y eso es algo que habría que mejorar.

Saludos y a seguir publicando entradas.